domingo, 13 de octubre de 2013

Magdalenas de nata y coco

De los días que salen estupendos no tengo queja, faltaría más. En cambio, de aquellos que todo te sale mal te acuerdas siempre.
 
Prueba de ello fue ayer. Sábado, después de torturarme un poco en el gimnasio, regreso a casa. Rutina habitual, te metes a la cocina a preparar en este caso unas magdalenas de nata y coco de Pamela de unodedos. No es la primera vez que recomiendo su web y evidentemente no será la última.
 
Pero a lo que íbamos. Yo, tan feliz con mis magdalenas en el horno y la cocina patas arriba (bueno, solo un poco). Voy a limpiar los utensilios empleados, todos llenos de masa cuando oh !sorpresa !, al darle el agua, aquello se atasca y empieza a subir todo el agua para arriba.
 
 
Festivo. Concretamente fiesta del Pilar. Sí, 12 de octubre. Un fontanero, un fontanero, dónde? y lo que es peor, por cuanto? Buff, gracias a que mi otra mitad cual MacGyver, allá que fue y con ayuda de guantes y paciencia, comenzó a desmontar tubos. Eso sí, luego ya nos las arreglaríamos para montarlos de nuevo.
 
En fin, que estuvimos limpia que te limpia hasta que por fin aquello comenzó de nuevo a correr. Acabamos tan hartos que el paseo tuvimos que cancelarlo. Por eso hoy me lo tomo libre, nada de limpiar en casa, nada de cocinamientos. Hoy marcho a comer fuera, que nos lo merecemos.
 
Eso sí, antes os dejo la receta de las magdalenas, al menos su sabor consigue endulzarnos un poco. Deciros que en la receta de Pamela no incluye el coco, pero como me sobraba un poco he aprovechado para darle un toque del mismo. Salen unas magdalenas muy esponjosas.
 
MAGDALENAS DE NATA Y COCO