sábado, 6 de septiembre de 2014

Caramelizado de arroz con leche

Hoy es día de fiesta. No pienso hacer nada en la house. Ni limpiar, ni recoger, hoy todo el día tumbada a la bartola. Que sí, hombre que de vez en cuando nos tomemos un descanso no es sano sino saníiisimo.

Además viendo un estupendo solete que llega por la ventana no me lo puedo perdonar, asi que finalmente me decido por salir y disfrutar de la naturaleza cercana, monte, playa, bosque o un simple paseo por el parque de al lado ya verás como nos recarga las pilas.


Pero antes la receta que hice esta semana, un arroz con leche caramelizado para chuparse los dedos. En mi casa no gusta mucho la canela, asi que para no terminar comiéndome yo todo el arroz con leche que hice, una idea vista a través de la comunidad bloguera fue la de caramelizar la superficie de la crema. E voilá, se comió en un periquete.

Espero que os guste y bienvenida a nuestra amiga rutina. Ya volvimos!!




Ingredientes para 2 pax:

100 gr. de arroz grano corto

1/2 litro de leche

60 gr. de azúcar

1 Cucharada de azúcar moreno

Un poco de la piel de un limón

Elaboración:

Poner la leche a cocer a fuego suave con la peladura de limón -ojo, evitar la parte blanca de la piel-. Cuando ésta empiece a hervir bajamos el fuego, echamos el arroz removiendo con un cuchara de vez en cuando para que no se nos pegue y dejamos que se haga bien por espacio de 40-45 minutos aproximadamente. Pero antes, cuando apenas hayan transcurrido 10-15 minutos de cocción le incorporamos el azúcar y removemos de nuevo. Retiramos la piel de limón.

Pasado el tiempo necesario de cocción probamos para ver si está hecho y comprobar que aún mantenga caldosidad puesto que a la vez que vaya enfriando irá absorviendo parte de la leche.


Una vez esté en el punto deseado lo apartamos del fuego y lo repartimos en recipientes individuales. Los metemos en la nevera para que enfríe.

Cuando vayamos a consumirlos los sacamos de la nevera un poco antes y le esparcimos por encima un poco de azúcar moreno. Acto seguido con ayuda de un soplete de cocina doramos la superficie de la crema.


Servir.