domingo, 14 de junio de 2015

Lazos de hojaldre con dulce de leche

Esta receta será la última vez que la haga, o por lo menos para mí. Y no va  a ser porque no me guste mojar unos lazos de hojaldre con dulce de leche, en un chocolate bien calentito...mmhh...no, más bien porque después de tanta visita médico arriba, médico abajo, por fin dimos con el problema.

Resulta que después de tantos años con problemas de estómago el diagnóstico definitivo es una intolerancia a la lactosa, y a la proteína de clara de huevo. Toma ya, y eso que siempre me decían que todo era un asunto de nervios.

Eso significa que toda mi dieta a partir de ahora ha de consistir en alimentos que no lleven lo susodicho. En principio no hay problema para readaptar mi dieta -todo sea por la salud-, aunque ahora he de fijarme  más si cabe, en los ingredientes cada vez que voy a hacer la compra. Es un poco rollo porque he de estar atenta a cada historia que meto en el carro, sobre todo si es elaborado. 

Y en esto al fin y al cabo involucro también a mi pareja, y es que como era aquello de "en las alegrías y las penas, en la salud y en la enfermedad"...? y yo le digo ¿y lo que nos vamos a divertir? Ja, ja, las cosas con humor, es la única forma que conozco de ganarle años a la vida.

Y cuando aparece impresa la temida palabra "trazas", oh, todo se desmorona y te preguntas y ¿por unas tracitas de nada no va a poder ser?

Fuerza de voluntad, al fin y al cabo no es para tanto. Leche?, sin lactosa. Bizcocho? de yemas. Pasta? ecológica. La de cosas que voy a descubrir, un mundo nuevo se abre para mí.

Pero a lo que vamos, estos lazos con dulce de leche los hice hace un par de meses y la tenía pendiente de publicar. De sabor qué decirte, buenísimos. Ahora los seguiré haciendo, si, pero sin nada de lactosa, ja,ja, qué os creíais?

Feliz domingo!