sábado, 24 de diciembre de 2016

Turrón de guirlache

Con esta receta cierro este año. Aun faltan días para hacer balance del mismo, por lo que esperaré un poco para reflexionar y ver lo positivo y negativo de este 2016. 

En plena Nochebuena como nos hayamos, esta entrada no podía ir encaminada más que a un dulce típico de estas fechas, el turrón de guirlache. Este turrón, como digo yo medio en broma, medio en serio, es apto para aquellos que conserven su dentadura intacta, sin piezas que echar en falta o en su caso a punto de volar, pues amigos, aunque está muy bueno, la combinación de deseo y deber no siempre van de la mano. Y esta es una de ellas, al menos para mi padre, el cual, siendo el turrón que más le gusta por aquello de ser el de toda la vida, a no ser que se lo demos machacadito se queda con la miel en los labios, nunca mejor dicho.

Pero para el resto, esas fornidas y bocas esplendorosas en cuya apertura parece que estés dando con las teclas de un autentico piano de cola, a disfrutar que ya vendrán años venideros en que haya que empezar con las renuncias. Y con ella os dejo, sirvan estas letras para desearos una Feliz Navidad y un próspero Año Nuevo. Saludos a todos/as.


domingo, 11 de diciembre de 2016

Polvorones de espelta

Estamos de dulces navideños. En apenas dos semanas se nos presenta la Navidad y toda su parafernalia asi que me he animado con los polvorones.

Una de las características de la receta de hoy es que lleva harina de espelta -mucho más digestiva-, cuando lo habitual es elaborar los polvorones con harina de trigo. A su vez, he sustituido la manteca de cerdo -una grasa muy poco saludable-, por aceite de oliva, a ser posible virgen extra -mucho más saludable-, y créanme ha sido un auténtico éxito. Los polvorones han salido con una textura súper suave, tanto, que hay que cogerlos con sumo cuidado para que no se nos rompan entre los dedos. Una vez en boca, estos se deshacen. Os animo a que probéis a hacerla. Feliz día!